Rentabilidad de un emprendimiento

RENTABILIDAD DE UN EMPRENDIMIENTO

El documento adjunto es un trabajo que APPCU realizó con el objeto de facilitar el análisis de un proyecto de una forma rápida y práctica.
 
Se trata de una enumeración de los diferentes componentes del costo del desarrollo, de una manera sistemática, con algunas aclaraciones sobre temas impositivos que se deben tener en cuenta.
 
El citado estudio consiste en dos planillas, una para los edificios que se construyen dentro de la ley de Promoción de Vivienda de Interés Social y otra para los que no están dentro de dicha ley.
 
Estos esquemas sirven tanto para estimar la rentabilidad al proyectar el negocio como para ir controlando la misma,  periódicamente.
 
Aspiramos que se convierta en una herramienta de utilidad para nuestros asociados  

PLANILLA DE CALCULO Click aqui


Aclaramos:

Los casilleros a completar para obtener los resultados, son los pintados en amarillo.                             

a    a)  Obras de VIS- estas obras ya contaban con la exoneración de impuestos y el reciente decreto de fecha 11 de Setiembre, esencialmente no cambia nada, a excepción de las unidades no promovidas (locales comerciales, mono ambientes, etc). A estos últimos (locales y mono ambientes), les corresponden los comentarios que hagamos en b).

b)  Obras no promovidas- el decreto del 11 de Setiembre no modifica la situación cuando se adquieren terrenos a sujetos  pasivos del IRAE. En esos casos ya antes de este decreto el terreno era descontable al 100%. El decreto (del cual ya lo hemos comentado por separado), sí contempla la situación de terrenos comprados a personas físicas o jurídicas del exterior, o instituciones exentas de impuestos (Clubes deportivos, iglesias, etc). En este caso, los terrenos comprados entre el 1º de julio de 2007 y el 31 de Agosto de 2013, para obras que se inscriban al BPS a partir del 1º de Setiembre de 2013 y hasta el 28 de febrero del 2015, será descontable el 100% del terreno a efectos del IRAE del promotor. En caso de terrenos comprados a partir del 1º de Setiembre del 2013, además de tener que inscribirse la obra en el citado período, deberán cumplir las formalidades establecidas en el citado decreto. Es decir: 1)  transferencias electrónicas entre cuentas del comprador y el vendedor a nivel bancario o 2) permuta por unidades de edificio en construcción.

 

 

 

 

Correo electrónico